IBIS RIPMO

La RIPMO es un compendio del buen hacer de las nuevas hornadas de enduro long travel. Es ligera (modelos completos desde 12.7 kg), tiene 160mm de recorrido delantero y 145mm traseros, puedes montar tijas telescópicas de hasta 170mm, el ángulo de sillín es de 76 grados para que pedalees como una bestia, el alcance es más largo(25mm más que en la HD4), las vainas son muy cortas (434mm) y tiene un offset de horquilla más corto del que se usa tradicionalmente. Pasamos de 51mm del tradicional a 44mm en la RIPMO. Eso hace que el ángulo de dirección de 65,9 grados se sienta como uno de 64,5 grados, sin tener que aumentar la distancia entre ejes. De este modo se obtiene la estabilidad que nos otorga un ángulo de dirección lanzado, sin perder precisión ni agarre en las curvas más cerradas. ¿Algo más? Si, lo mejor de todo para el final; ruedas de 29” y hasta 2.6” de ancho de neumático. Es decir, una auténtica devoradora de enduros.

RipMo_Builder_XX1Kit__
PUNTOS CLAVE RIPMO
– Eje de pedalier roscado.
– Compatible con ISCG 05 con adaptador extraíble.
– Offset de horquilla más corto de 44mm
.
– Ángulo de tubo de sillín de 76 grados.
– Guiado interno mediante túneles de carbono moldeados.
– Anclaje para porta bidones en el triángulo principal.
– Espacio suficiente para amortiguadores con cámara extra y bidones grandes
.
– Las tallas M, L y XL son compatibles con tijas telescópicas de 170mm. 125-150mm en talla S
– Protector inferior del tubo diagonal en policarbonato y protectores del basculante en goma moldeada.
– Casquillos IGUS en el link inferior, rodamientos en el link superior
– Amortiguador de 210mm y carrera de 55mm

RipMo_Builder_XO1Kit__

Ibis Cycles, la corriente alternativa

Fundada por Scot Nicol en Mendocino (California) en 1981, Ibis Cycles ha dado muchos tumbos desde entonces. Al poco tiempo de nacer ya se mudaron a la que sería su casa durante su primera etapa, la famosa pegatina que portaban sus cuadros “Hand-Built by cyclist in Sebastopol” lo corroboraba.

Comenzaron fabricando bicicletas de carretera para luego centrarse en el Mountain Bike casi exclusivamente, por el camino fabricaron algunos de los mejores tandems de la época como el famoso Cousin IT. Más tarde llegaron las Mojo, modelos que en la época estaban fabricados en acero como el Mojo o el XtraMojo soldadas magistralmente por Wes Williams, el primer empleado que trabajó para la marca a la que pronto se añadieron sus primeras creaciones en titanio como el Mojo Ti, uno de los cuadros de titanio rígidos más deseados de entonces fabricado en Sebastopol con tubería Ancotech. Hoy en día, Mojo da nombre a varios de sus modelos como el Mojo 3, el Mojo HD3 o la novedosa máquina de Enduro, la Mojo HD4.

De sus talleres salían grandes creaciones, mimadas hasta el último detalle, quién no recuerda el famoso y llamativo soporte para la camisa del freno trasero llamado “Hand Job”, caracterizado por una mano que actuaba de tope agarrando la camisa del freno y que fue símbolo de la marca durante años.

También hicieron sus pinitos con el aluminio con la Alibi y con las dobles suspensiones como la Szazbo o la BowTi, diseñada por John Castellano. Casi rondando el fin del siglo pasado Ibis lanzó el modelo Hakkalügi, su primera máquina de ciclo cross, fabricada en acero y que hoy en día da nombre a la nueva versión fabricada en carbono, la Hakkalügi disc-o-fever, equipada con frenos de disco y extremadamente resistente y ligera.

Durante mucho tiempo Ibis Cycles buscó la manera de seguir volando pero lamentablemente el pájaro californiano pereció en su empeño a principios de siglo, aunque pocos años más tarde, el sector del ciclismo le daría una oportunidad para volar de nuevo.